restaurant reservation cancellation policy

El problema con las políticas de cancelación de reservas en restaurantes

Table of Contents

Si estás buscando una forma de optimizar las reservas en línea en tu restaurante, plantéate la manera y el espacio en el que presentas la política de cancelación de tu restaurante en tu sitio web.

Los clientes quieren reservar mesa en tu restaurante, pero sin complicaciones. En este articulo, analizamos algunos motivos por los que estas políticas dañan a la hostelería y, por tanto, disminuyen el número de reservas online en los restaurantes.

En ocasiones, la instalación de un software es algo complicado. ¿Y si nuestro equipo te guía a lo largo del proceso? Haznos llegar tus consultas sobre el uso de un software para restaurantes.

Piensa en el sitio web de un restaurante

Imagínate buscar por Internet cuáles son los mejores sitios para salir a comer por tu zona, hurgando por los blog gastronómicos y artículos de prensa en función de tus preferencias. Tras una larga búsqueda, acabas encontrando tu restaurante ideal y entras en su sitio web. Sin embargo, al acceder a la sección de reservas de dicho restaurante, te topas con una extensa y compleja política de restaurante justo encima de un formulario de reserva. 

¿Y ahora qué sucede? A no ser que estés totalmente decidido a comer en ese restaurante, lo más probable es que busques otro sitio.

A veces, son los propios restaurantes los que entorpecen la reserva de sus clientes. Se afanan en divulgar sus estrictas políticas de cancelación y las publican en espacios poco convenientes, lo que complica la navegación de los clientes. 

Para el cliente, esta práctica no es muy gratificante. ¿La razón? Los clientes quieren reservar de la forma más rápida y cómoda posible. ¡Es hora de que les demos facilidades!

Publicado en Flickr

La cruda realidad: nadie se lee la política de cancelación de tu restaurante

Si alguna vez te has preguntado si tus clientes se leen la política de tu restaurante en la web, te respondo en una sola palabra: NO. Las cláusulas largas y detalladas que se asemejan a un contrato bancario no suele ser la lectura predilecta de muchos de tus clientes. Tratan de encontrar el mejor lugar para salir a comer, pasarlo bien y disfrutar de una velada inolvidable, no darle vueltas al coco.

E incluso si les interesa consultar la política de cancelación de reservas en un restaurante, lo más probable es que se salten ciertos detalles clave para efectuar su reserva lo antes posible. Un académico de la Universidad Estatal de San José (EEUU) ha investigado la forma en la que se leen dichos textos: la realidad es que no se leen, sino que la gran mayoría las hojean para encontrar las palabras clave, tal y como informa The Guardian. En otras palabras, a los clientes no les importa.

Y sin embargo, las políticas para restaurantes son imprescindibles

El principal problema consiste en ser capaz de recopilar información crucial de los clientes (nombre, datos de contacto) sin someterlos a un proceso pesado y agotador. Introducir los datos manualmente, es decir, teclear estos detalles por sí mismo, es lento cuando todo lo que ofrece Internet es ágil, sencillo y prácticamente instantáneo.

Lo difícil es proponer a los clientes una forma rápida de tratar la política de cancelación de reservas en un restaurante. Hay que evitar que la política de reservas en tu restaurante se convierta en un trámite administrativo. El cliente está buscando un sitio para salir a comer, ¡no la oficina de Hacienda!

La política de cancelación de reservas en un restaurante puede ser de lo más sencilla

¡Buenas noticias!: hay una forma más fácil y eficaz de conseguirlo. 

El cliente quiere reservar de la forma más rápida posible. No quiere perder el tiempo rellenando un formulario lioso y lleno de palabrería.

Una forma de corregir este inconveniente no es otra que con los emojis o emoticonos. Por ejemplo, un formulario web puede incluir el emoji de un perro para indicar que el restaurante es apto para perros.  

Aunque parezca mentira, los emoticonos en un formulario web de un restaurante aportan muchas ventajas. 

Además, los emojis son universales: las barreras lingüísticas desaparecen por completo al reservar en línea. Un cliente que no habla español y quiere visitarlo tratará de hacer una reserva en línea. Con los emoticonos, ya no tendrá que navegar por un formulario de reserva con políticas complejas. 

En segundo lugar, los emoticonos se usan muy a menudo. ¡La Fundeu hasta le otorgó el título de «palabra del año» en 2019! Algo muy curioso si tenemos en cuenta que ni siquiera es una palabra en el sentido más estricto de su definición…

Los emojis agilizan el proceso de reserva de mesas, lo dinamizan, y trascienden las limitaciones del lenguaje.

Agiliza las reservas en línea de tu restaurante con Carbonara App

Las largas políticas de cancelación de reservas en línea en restaurantes y sus correspondientes formularios no se adaptan al entorno digital actual e instantáneo. El cliente está acostumbrado a conseguir lo que quiera por Internet de forma rápida y eficaz.

No vamos a negar que las largas políticas de cancelación de reservas en restaurantes sirvan un buen propósito, como la de proteger a los restaurantes y a sus clientes para evitar una posible pérdida de dinero, pero tienen el efecto contrario. Si un cliente no se lee bien estas políticas, se arriesga a infringir las normas de la misma, como la cancelación de la reserva fuera de plazo. De esta forma, el restaurante se queda sin una reserva y el cliente acaba abonando una penalización por cancelación tardía.

Una política larga no hace más que generar confusión entre los clientes. Una política de reservas para restaurantes corta, bonita y sencilla es mucho más agradable y acertada desde el punto de vista comercial. 

Para paliar este problema, procura que la política de tu restaurante se ajuste a las necesidades de tus clientes. En este sentido, puedes utilizar viñetas para resumir lo esencial, etc. Además, podrías ofrecer un enlace para redirigir a los clientes que quieran consultar la política a otra página web. De esta forma, el restaurante se protege desde el punto de vista jurídico y facilita a los clientes el proceso de reserva online.

Para consultar una guía corta sobre cómo redactar una política de cancelación de reservas idónea para tu restaurante, echa un vistazo a este artículo.

Asimismo, a los restaurantes les conviene reflexionar sobre la eficacia de las políticas de cancelación en los días más señalados del calendario: Semana Santa, Halloween, Navidad… Son días festivos en los que se registra una fuerte oleada de clientes por Internet. ¿Van a tener todos estos clientes la paciencia necesaria para empaparse y digerir una larga política de cancelación? Te digo yo que no, y justo ahí se abre una ventana para que la competencia te los robe.

¿Sabías que la app de Carbonara ofrece a los restaurantes una plataforma de reservas online intuitiva que agiliza las reservas en restaurantes? Funciona con un proceso de cuatro pasos muy simples, y lo más importante, totalmente gratis. Infórmate sobre nuestro sistema de reservas online para restaurantes rápido, gratuito y sencillo.

Carbonara App te ayuda a la hora de hacer llegar tu política de cancelación de reservas (publicado en Flickr)

Los restaurantes le dicen adiós a la difícil gestión de su sitio web

Por último, hay un plus en todo esto: y es que a los restaurantes ya no les hace falta ocuparse de la pesada gestión de su sitio web. Utilizar plataformas como WordPress está muy bien, pero es mucho más factible que Carbonara se encargue de automatizar todo esto. ¡A los restaurantes les quita un gran peso de encima!

Carbonara App ofrece una gran ventaja para los usuarios de smartphone. A veces, los sitios web no están configurados para albergar muchos usuarios. En cambio, la app de Carbonara está diseñada para el acceso a la web multidispositivo, ¡hasta en los antiguos ordenadores fijos!