La numeración de las mesas de un restaurante: la fina línea entre un buen y mal servicio

Table of Contents

La numeración de las mesas de un restaurante es una práctica común en el sector de la hostelería. Descubre cómo un sistema digital pone en el foco la enumeración de las mesas de un restaurante.

Para saber más sobre cómo llevar un buen control del aforo de tu restaurante, échale un vistazo a este otro artículo.

Razones para numerar las mesas de tu restaurante

La numeración de las mesas de un restaurante es uno de los sistemas más básicos que se emplea para gestionar el servicio en sala. Es como el motor que hace que el restaurante funcione y abarca la distribución de las mesas, la entrega de comida y bebida, y la asignación de mesas a los clientes. La numeración de las mesas en un restaurante también ofrecen servicios más avanzados, como la optimización del plano de mesas.

Para garantizar un servicio eficaz, los restaurantes elaboran un plan de mesas. La comunicación con los clientes dependerá de saber en qué lugar del plano de mesas están sentados y en qué momento del servicio. A mayor tamaño del restaurante, mayor número de mesas.

Pero, ¿cómo se organizan esta numeración en un restaurante?

Los números de mesa de un restaurante siguen un orden secuencial. Son matemáticas básicas y casi todos los restaurantes operan de la misma forma. Un restaurante pequeño con 20 mesas utilizará el mismo sistema de filas de mesas que uno de mayor tamaño. El personal suele saberse de memorieta la numeración de las mesas en función de su fila: las del 10, 20, 30, y así sucesivamente. Esta disposición simplifica la distribución de los clientes.

Gracias a este tipo de sistemas internos, se optimiza la distribución de las mesas en un restaurante. Cuando un restaurante ubica a los clientes en un plano de mesas, es mucho más fácil darles servicio.

¿Y qué pasa con las letras para las mesas?

Para identificar las mesas, hay restaurantes que recurren al alfabeto como clave para interpretar el plano de las mesas. Una letra identificativa para las mesas indica su ubicación en el restaurante. Por ejemplo, si un restaurante tiene un bar anexo, es posible que las letras de las mesas estén en la «B», es decir, B10, B20, B30, etcétera. 

En ocasiones, esto está de más. En un restaurante basta con usar números para designar el tipo de mesa. No es necesario emplear letras y se puede optar por la numeración. Por ejemplo, un restaurante puede denominar una mesa del bar como «210» en vez de «B10».  

Terraza del No. 32 en Brighton (Inglaterra) (No. 32)

Los inventarios digitales de mesas y la numeración de las mesas de un restaurante

Un sistema de gestión tecnológica acelera la rotación de clientes y ofrece servicios de reserva en línea. Los smartphone agilizan la atención al cliente en un restaurantes, pero la transición del teclado físico al virtual presenta algunos problemas.

En 2007, cuando se popularizó los iPhone de Apple, la mayoría se familiarizó con el teclado de los smartphone. Esta tecnología incorporaba una gran variedad de facilidades y ofrecía varios teclados integrados, todos ellos con función de autocorrección y multitáctil.

Los teclados virtuales incluyen un teclado numérico que facilita la escritura de números. Ahora bien, el teclado numérico es independiente del teclado QWERTY estándar, por lo que aquellos restaurantes que prefieran utilizar letras para designar las mesas deberán cambiar de teclado virtual, lo cual les quitará mucho tiempo.

Las app cubren esta necesidad

En un sistema digital, es más rápido utilizar un teclado numérico que uno alfabético. 

Al utilizar un smartphone, el usuario se ve obligado a alternar entre el teclado alfabético y el numérico. Por lo tanto, a la hora de distinguir las mesas de un restaurante, lo mejor es ceñirse al teclado numérico para marcar los números de las mesas. 

Sigue estos pasos para adoptar una metodología sencilla:

  1. Ordena los números: elige qué números preceden a una mesa para ubicarla en un plano. Si un restaurante tiene barra y terraza, organízalas con distintos números. Las mesas del bar pueden situarse por debajo de 200 y las de terraza por debajo de 300.
  2. ¡Practica!: haz una prueba. Si el personal se siente cómodo con este sistema de distribución de mesas, le puedes dar el visto bueno.
  3. Facilitar la recepción de comandas: ahora sí que lo has conseguido, tu local ha establecido una diferenciación entre mesas sin tener que recurrir a las letras.
La mayoría de teclados para smartphone obligan a los usuarios a elegir por separado el teclado numérico (en Pixabay)

Descubre más acerca de la gestión de mesas gratuita de Carbonara App

Para complementar la numeración rápida de las mesas, Carbonara App ofrece un sistema de gestión de mesas gratuito.

La integración de un sistema digital para la gestión de mesas redunda en una mayor eficacia a la hora de tomar comandas. Desde el punto de vista de los camareros, anotar manualmente el número de mesa a papel y boli es una tarea bastante delicada. Para ser más rápidos, los camareros apuntan a toda prisa las comandas, con el consiguiente riesgo de que luego sean ilegibles. Entérate de todo esto haciendo clic en este artículo.

¿Sabías que los pedidos por móvil aumentan las ventas? Lee nuestro artículo para más información.