escasez de personal en restaurantes

¿Cómo afrontar la escasez de personal en restaurantes en 2024?

El sector de la restauración español se enfrenta a día de hoy a una situación muy inquietante: la escasez de personal.

Con la fuga masiva de empleados del sector, es la hora de que los restaurantes se aventuren y busquen otras alternativas para aligerar la carga de la plantilla restante por medio la tecnología.

Escasez de personal en los restaurantes: actualidad

Hoy en día, los restaurantes españoles se ven muy afectados por la escasez de personal.

Algunos empresarios han tildado la situación actual de crisis. Desde luego, las cifras son preocupantes. El Ministerio de Trabajo registró una tímida afiliación de trabajadores al sector de la restauración, lo que se tradujo en 1,6 millones de personas en el mes de julio de 2020. Sin embargo, no es suficiente para abarcar todas las necesidades del mercado como bien indican muchos empresarios.

Debido a la escasez de personal, muchos restaurantes tienen que funcionar con una mayor carga de trabajo. A María del Mar Valera, presidenta de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Alicante (APEHA), estas trabas no les sorprende en absoluto y confirma la existencia de esta problemática: «La falta de camareros está siendo muy real». También manifiesta su inquietud por el posible impacto que tendrá en la calidad del servicio: «El servicio no es el mismo. No puede ser el mismo si necesitas a seis y tienes a tres camareros».

Como consecuencia, la escasez de personal actual ha obligado al resto de la plantilla a extender sus responsabilidades laborales. Las jornadas prolongadas son ahora moneda de cambio en el sector, pues el personal tiene que rentabilizar al máximo su tiempo. Este cambio de circunstancias tan vertiginoso está llevando al límite tanto a los propietarios de los restaurantes como a los empleados.

escasez de personal en restaurantes

Imagen 1. ShadowWaiter, publicado por Alfred Payner en Flickr

¿Cómo están respondiendo los restaurantes a la escasez de personal?

Naturalmente, el sector está tratando de revertir la situación, pero los esfuerzos aislados no parecen dar carpetazo a los patrones generalizados por la disminución de la plantilla. 

La escasez de camareros ha engendrado una gran estrategia en el sector que se resume en un solo término: incentivos. Los empresarios del sector hacen todo lo posible por captar nuevos talentos con ofertas destinadas a bonificar el regreso de los trabajadores, como un mayor sueldo.

Los empresarios del sector se cuestionan cada vez más su actitud frente a los empleados. «Hay que reconocer que tenemos algunas de las personas más trabajadoras en la plantilla, y que merecen un trato [mejor]», decía un hostelero de Nueva York.

Este reconocimiento debería haberse concretizado hace tiempo, y más cuando los empleados no han dejado de reivindicar mejoras a lo largo del último año. «Pagadnos lo que nos corresponde», pedía Jennifer Estrada, una camarera que perdió su trabajo el año pasado en pleno apogeo de la pandemia. Tras un resultado positivo de la prueba del coronavirus, las palabras de Jennifer reflejan una de las principales razones por las que los restaurantes se enfrentan actualmente a la escasez de camareros: el impacto dilatado de la COVID-19

La escasez de personal en restaurantes: claves para entenderla

¿Y cómo hemos llegado a este punto?

Varios empresarios del sector ya vaticinaban una escasez de personal antes de marzo de 2020. Amanda Cohen, propietaria de un restaurante de Nueva York, aseguró que ya sentía el «runrún» de una enorme escasez de personal en los restaurantes antes de que comenzara la pandemia. ¿La causante? La inestabilidad de los salarios. En 2015, eliminó las propinas que se daban en su restaurante para sustituirlas por un recargo del 20% en cada una de las facturas por el servicio. Hay que ser conscientes de que las propinas son una pieza clave de la restauración estadounidense al ser la fuente de ingresos principal de los camareros.

Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 es la gran culpable. Muchos empleados del sector ni siquiera fueron capaces de soportar el agobio que generó la pandemia. La situación de los empleados en primera línea se tornó más compleja, ya que el personal tenía que alternar sus obligaciones laborales con la preocupación por su propia salud. 

Además, al igual que Jennifer Estrada, muchos se contagiaron y tuvieron que dejar de trabajar. Durante la segunda ola en Gales (noviembre y diciembre de 2020), la restauración se convirtió en un «factor significativo» en la transmisión del virus.

Para explicar totalmente la cuestión, hay que fijarse en la zona geográfica. A finales de abril de 2020, 3,6 millones de trabajadores se adhirieron al plan de los ERTE (Expediente Temporal de Regulación de Empleo) que permitió cobrar el 70 % del sueldo durante los seis primeros meses. Esto implicaba un menor número de trabajadores en plantilla y, por tanto, un servicio más entorpecido.

Luego están las restricciones de desplazamientos. La COVID-19 ha mermado la libertad de movimiento de las personas por todo el globo, incluso dentro de un mismo país. La asociación de Hostelería de España calculó en 70 mil millones de euros las pérdidas ocasionadas en 2020 (50 % de los ingresos habituales), y la quiebra de 85 000 negocios. 

¿Cuál es la mejor forma de gestionar la escasez de personal?

Como ya te puedes estar imaginando, no es solamente un mal nacional, sino que ha traspasado las fronteras. Al este de Inglaterra, hay una pizzería que opera con la mitad de su plantilla. El encargado de la pizzería declaró al periódico digital The Independent que tienen un camarero por cada veinte mesas. Cuantos más empleados se vayan, mayor será la presión sobre los que se queden.

Al igual que muchos empresarios del sector, los expertos abogan por ofrecer incentivos para rescatar a las bajas plantillas. Sin duda, el sector debe ganar en atractivo para recuperar talentos, pero a corto plazo el problema de la escasez de trabajadores no tiene una vuelta de hoja.

Los restaurantes están tocando fondo y el personal restante no da abasto. Mientras tanto, el sector necesita paliar algunos de los problemas actuales que amenazan con causar una mayor escasez de personal, o sea, la sobrecarga de tareas, el hecho de que el personal rebase las exigencias de su puesto, etc.  

Por suerte, los restaurantes pueden recurrir a una alternativa libre de costes, como es descargar una aplicación de bajo coste para restaurantes.

escasez de camareros

Imagen 2. Waiter, publicado por Sarah Stierch en Flickr

Una aplicación de bajo coste para subirle el ánimo al personal de tu restaurante

En los próximos meses, la contratación de trabajadores será un problema de primer orden. Para apoyar la recuperación del sector, ponemos a tu disposición una aplicación de bajo coste para restaurantes que te facilitará las cosas.

Una encuesta del sector concluyó que los camareros pasan alrededor del 35 % de su jornada laboral gestionando las facturas. Si este dato es cierto, ¿cuánto tiempo invierten en la gestión de clientes? 

Los problemas surgen cuando utilizamos un sistema de gestión de clientes obsoleto que consume demasiado tiempo. Un sistema de gestión de clientes en papel y lápiz es un acto de equilibrio, es decir, requiere de mucho trabajo para no hacer una mala gestión. 

La app de Carbonara es la aplicación más económica del mercado para restaurantes que trata de ahorrarle tiempo al personal, bien sea a la hora de sentar a los clientes con técnicas especializadas, o al enviar a los clientes de la cola virtual recordatorios por mensaje sobre el estado de la reserva

Tu plantilla puede utilizar la app de Carbonara para gestionar fácilmente las listas de clientes en tu restaurante. Reduce la carga de trabajo de la plantilla restante gracias a múltiples funciones, como los temporizadores del tiempo de espera para conseguir una ocupación total de las mesas de tu restaurante. El personal puede dedicar su tiempo a atender a los clientes de forma más rentable. Tendría un efecto aliviador para todo el equipo, como si se soltara el vapor de una olla a presión.

En la actualidad, todo esto trasciende la mera gestión de los clientes. En el sector de la restauración, es preciso rebajar significativamente la carga de trabajo del personal. Y con la app de Carbonara, podrás conseguirlo. Nuestra función de pedidos anticipados de bebidas simplifica los pedidos de bebidas para los restaurantes más concurridos, lo que básicamente significa que podrás vender más y con menos personal. Este proceso es muy fácil de integrar gracias a la carta digital. 

A partir de ahora, el nuevo personal podrá asumir tareas más cómodas y estimulantes sin necesidad de formarse mucho en el uso de las funciones de la aplicación. Aprende a gestionar a tus clientes de forma rentable en un abrir y cerrar de ojos. 

¡Acabemos juntos con la escasez de camareros! Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a implantar en tu restaurante una fórmula asequible que mejorará el servicio a tus clientes.

 escasez de personal cualificado

Imagen 3. Someone Ordered a Beer or Maybe Two, publicado por Susanne Nilsson en Flickr