Carbonara y Don Peppe: colas virtuales en un centro comercial

Un día de compras rima con comer fuera. En el centro comercial ADIGEO de Verona (Italia), hay un restaurante en el que se puede degustar comida típica italiana y de categoría después de haberte recorrido todas las tiendas.

Puesto que el restaurante Don Peppe linda con muchas tiendas, suele llenarse de clientes con ganas de llevarse el sabor mediterráneo a la boca. El hecho de situarse en un centro comercial muy concurrido implica un aumento del volumen de clientes, por lo que el personal debe emplearse a fondo para dar servicio a tantos comensales. 

No obstante, esta condición también ha supuesto que a Don Peppe apenas le queden mesas para más clientes. Desde la apertura del centro comercial en marzo de 2017, Don Peppe se ha visto en apuros a la hora de gestionar el aumento del número de clientes, sobre todo cuando se les exigía que se quedaran en la cola, lo que les privaba de recorrer los establecimientos adyacentes…

pizza don peppe cola virtual

Imagen 1. Don Peppe usa la app de Carbonara para simplificar la gestión de clientes

La introducción de una cola virtual para atender a los clientes

Hemos charlado con el gerente de Don Peppe, Giovanni, sobre el grueso de este dilema. Nos cuenta que antes de 2020, entre la comida y la cena, Don Peppe atendía a unas 500 personas al día. Luego, esta cifra aumentó. El negocio se intensificaba durante los fines de semana, hasta alcanzar los más de 600 comensales diarios en el restaurante. 

Pese a haber tenido épocas más tranquilas, la gestión de los comensales no tardó en ser misión imposible. Fue entonces cuando llegó la app de Carbonara.

La cola virtual facilitó la gestión de los clientes

Hasta hace poco, Don Peppe empleaba un sistema tradicional basado en papel y boli. Un camarero anotaba el nombre de un cliente que quisiese sentarse y esperaba afuera tranquilamente. Sin embargo, el problema de su sistema con papel y boli era que no permitía que los clientes se pudiesen mover. No había forma de irse o de dar una vuelta por el centro comercial mientras se esperaba.

Como nos dijo Giovanni, a nadie le gusta quedarse de brazos cruzados media hora. Por eso, buscaba un servicio que pudiera ayudar a su equipo a gestionar la lista de espera del restaurante eficientemente, para así aligerar la carga de espera para los clientes. 

La app de Carbonara le pareció una buena opción, sobre todo para los restaurantes más concurridos que no podían hacerle cara a posibles gastos de más.

Con la cola virtual de Carbonara, la gestión de la lista de espera era mucho más fácil. Tan solo se tenía que ingresar el nombre y número de teléfono del cliente, y las funciones SMS permitían que los clientes hicieran lo que les diese la gana mientras esperaban. 

Menos problemas, más clientes

Desde que Don Peppe comenzó a utilizar Carbonara, la carga de trabajo se ha simplificado mucho. «Tenemos menos cosas de las que ocuparnos», dice Giovanni mientras aplaude la interfaz intuitiva de la aplicación. 

Y aquí viene lo mejor. Ahora, los clientes pueden confiar sus datos personales en manos del equipo de Don Peppe y patearse el centro comercial sin necesidad de esperar en puerta. Gracias a las funciones SMS de la app de Carbonara, los clientes saben que recibirán más tarde un mensaje a modo de notificación cuando la mesa esté lista, es decir, cuando haya llegado la hora de sentarse a comer. 

Así, los clientes pueden recorrer el centro comercial y aprovechar el tiempo mientras esperan.

La app de Carbonara le dijo ciao a la cola física

Para el restaurante Don Peppe, la diferencia fue mayúscula. Al poder asignar mesas a los clientes de la cola virtual, el servicio se hizo más rápido y eficaz.

Creer que las colas benefician al restaurante es todo un mito. Lo cierto es que las colas ahuyentan a los clientes a la hora de salir a comer. Gracias a la mayor rentabilidad del restaurante con la app Carbonara, Don Peppe se percató rápidamente del escaso impacto que tenían las colas físicas. «Ya no tenemos que poner a una persona en puerta que se encargue de gestionar la lista de espera. La app de Carbonara puso fin a las colas.»

Cola de espera virtual: una gestión de los clientes más cómoda 

Con ese anticuado sistema en papel y boli, Don Peppe tenía 50 personas en puerta a la espera de una mesa. Hoy, con la app de Carbonara, el número de personas en cola es el mismo, pero de forma virtual. De este modo, los clientes deciden a su gusto dónde esperar.

A veces, la innovación nos induce temor, pero cuando un cambio en el sistema de un restaurante repercute positivamente en la experiencia del cliente, conviene arriesgarse y ponerlo en práctica. 

Descarga la app de Carbonara y pon una cola virtual en tu restaurante de forma simple, rápida y barata.