Carbonara y Maggie Fu: la impresionante revolución del sistema de colas

Si alguna vez te escapas a Inglaterra, y más concretamente a Liverpool, vas a tener que patear sus calles para ver todo lo que la cuna de los Beatles tiene que ofrecer. Y cuando tengas que recargar las pilas con comida, lo tendrás que hacer a lo grande.

En el corazón de Liverpool, en el número 346 de Smithdown Road, un restaurante familiar abre sus brazos a todo tipo de público para saborear el exquisito sabor del mundo oriental.

Maggie Fu es el lugar perfecto para reunirse en familia o para aquellos que simplemente buscan deleitarse con comida asiática exquisita, desde un apetitoso bol de ramen hasta un curri que quita el hipo. De hecho, este restaurante perfectamente ubicado cosecha un auténtico éxito ante el público y atrae a un gran número de clientes. Antes de 2020, atendía a 700 clientes por semana. 

Hemos charlado con Lauren, la gerente del restaurante Maggie Fu, sobre su experiencia con la app de Carbonara. Tal vez creerás que estamos exagerando, pero el impacto positivo que ha tenido la aplicación ha sido cuanto menos tremendo en su negocio.

Imagen 1. Restaurante Maggie Fu en Smithdown Road, Liverpool (Inglaterra), descarga en el sitio web de Maggie Fu

La gestión de grandes colas con papel y boli

Antes de que se usara la app de Carbonara, Lauren nos cuenta que el restaurante manejaba una lista de espera en papel y boli. ¡Toda una verdadera faena! Los encargados anotaban el nombre de los clientes y luego los hacían esperar fuera, en la cola. Siempre había gente a la espera de una mesa, por lo que el restaurante estaba muy saturado

Otro problema era buscar a los clientes en la cola. Bastaba con que dos clientes se apuntaran bajo el mismo nombre para que el flujo de trabajo se trastocara. El «flujo de trabajo» se convertía más bien en un trabajo que no fluía.

Las funciones de la lista de espera digital de Carbonara se ajustaban a sus necesidades

A la hora de preguntar sobre las razones que les llevaron a elegir la app de Carbonara, Lauren explica lo siguiente: «Necesitábamos integrar un sistema, y Carbonara reunía todas las funciones que estábamos buscando

La posibilidad de que todo el mundo pudiera estar interconectado y trabajar desde el móvil fue un factor de cambio para la plantilla de Maggie Fu. Ya no hacía falta llevar un control la cola en puerta, ni consultar con el personal de recepción cómo iba la cosa. Con sólo mirar el móvil, todo el mundo se mantenía al tanto de la afluencia de clientes. De hecho, el uso de la aplicación tuvo un beneficio inesperado: redujo la carga de trabajo total de Maggie Fu en un 10%, lo que aumentó la rentabilidad general del restaurante.

Imagen 2. Maggie Fu ha mejorado la rentabilidad del restaurante, descarga en Confidentials

La cola virtual: esperar sin agobios

Entre las funciones favoritas de Maggie Fu, se incluyen las notificaciones por SMS de la app de Carbona. Estos mensajes facilitan la comunicación entre los clientes y el restaurante. Si los clientes en la cola pueden enviar mensajes SMS al personal para preguntar por su mesa, se hace gala de una gran organización, se genera confianza y, en última instancia, se les brinda la certeza de que no tardarán en sentarse

Además, los clientes de Maggie Fu estaban muy contentos de poder estar en contacto con la plantilla mientras se tomaban algo en el bar de al lado. En pocas palabras, al dar más libertad a los clientes, la espera se torna menos pesada.

Una herramienta muy útil de cara a la pandemia

Sin duda alguna, 2020 ha sido un año durísimo para el sector de la restauración. En Inglaterra, la normativa COVID obligaba a los restaurantes a recopilar información sobre sus clientes para impedir una mayor propagación del virus. 

Sin embargo, gracias a la app de Carbonara, Lauren halló una solución muy sencilla para gestionar los datos de los clientes. Según ella, la función de seguimiento sanitario de clientes que ofrece la app, ha servido para cumplir con la normativa gubernamental. Los restaurantes ya pueden hacer un seguimiento confidencial de la situación sanitaria de la clientela a través del sistema de la aplicación, lo que ha hecho posible la supervivencia de los restaurantes británicos en 2021.

Lauren se muestra muy partidaria en recomendar la app de Carbonara y concluye nuestra charla con un gran elogio: 

«Le doy un 9. Es muy eficaz y funciona de maravilla en los restaurantes más concurridos.»