Carbonara y Gastrobar El Arco: una gestión de reservas de diez

¿Sabías que Castilla y León es la cuna de España? Esta comunidad autónoma alberga una gran cantidad de lugares históricos, como sus representativos castillos medievales, así como algunos de los mejores restaurantes del país hispano. 

Uno de estos locales se encuentra muy cerca de la capital castellanoleonesa, Valladolid. En Tudela del Duero, a una calle del río Duero, se encuentran las pintorescas construcciones de la calle Antonio Machado, cuyos portales teñidos en rojo anaranjado invitan a comer y reunirse bajo sus toldos bañados de sol.

En la esquina de esta calle, encontramos el Gastrobar el Arco, uno de los restaurantes favoritos de los vecinos del pueblo. La combinación de estilos del Gastrobar da lugar a una buena fusión de platos bien elaborados: ceviche con marisco, tacos tradicionales con tortillas crujientes, pasteles red velvet gigantes, por mencionar algunos platos que fusionan el estilo estadounidense con el español.

Su interior se asemeja a un sofisticado comedor europeo, con tonos amaderados y paredes de piedra. Este estilo refleja la ambición que tiene el Gastrobar El Arco: fusionar lo antiguo con lo nuevo.

«Hemos traído a Tudela del Duero un concepto pionero. Mezclamos la tradición con la modernidad», nos cuenta su propietario, Alberto Díez. 

Además, Gastrobar El Arco utiliza la app de Carbonara para gestionar las reservas. Hemos charlado con Alberto acerca de todos los beneficios que ha percibido el Gastrobar desde que se incorporase la aplicación en el restaurante.

Tudela del Duero, la casa de Gastrobar El Arco (en Flickr)

¡Solo reservas!

En algún momento determinado de su trayectoria, todo buen restaurante experimenta un aumento del volumen de clientes. En este sentido, el Gastrobar no fue la excepción a la regla.

Tras cosechar un gran éxito en los últimos años, Gastrobar el Arco ha recurrido a un sistema de reservas manual para gestionar la afluencia de clientes.

Antes operaban con un libro de reservas, tal y como nos indicó Alberto. «Antes hacíamos las cosas a la antigua usanza (a papel y boli). No teníamos lista de espera, aunque de vez en cuando atendíamos a algún que otro cliente sin reserva».

Cuando aún estaban en vigor las restricciones de la COVID-19, Alberto notó un importante descenso de actividad, pero no tardó en recuperar la demanda. Después de que la Junta de Castilla y León anunciase la relajación de las medidas contra la COVID-19, el número de clientes experimentó una evolución natural. En la actualidad, durante los fines de semana, Gastrobar ha sido testigo de cómo se ha disparado el número de reservas hasta alcanzar su capacidad máxima.

«Siempre estábamos llenos», afirma Alberto. En poco tiempo, la gestión de los clientes se tornó más compleja. Cuando este incremento de actividad comenzó a pasar factura, Alberto y su equipo optaron por una solución digital para restaurantes.

Gestión digital para restaurantes = Menos papel

En el día a día, la plantilla del restaurante se hacía cargo de las reservas con un teléfono fijo. Las llamadas por teléfono para hacer reservas son una práctica habitual en el sector, pero dependían de una variable extra: la memoria.

«Te olvidabas de las reservas, sobre todo si tenían mucha antelación», explicaba Alberto.

Por si fuera poco, se apuntaban las reservas en dos registros distintos , lo que estancaba la eficacia del restaurante. Si se hacía una reserva, el personal de Gastrobar El Arco tenía que redoblar sus esfuerzos para mantener la comunicación entre los miembros del equipo a raya.

La gestión en papel y boli se convirtió en toda una odisea. Se buscaba que todo el mundo estuviese al tanto de las reservas del día, pero el doble registro de las reservas a papel no estaba dando los resultados esperados. Por ello, no dudaron en buscar alternativas para no depender tanto del papel.

gastrobar el arco

Miembro de la plantilla de Gastrobar El Arco usando la app de Carbonara (imagen cedida por Gastrobar el Arco)

Superando retos y saliendo de la zona de confort

Sin embargo, al igual que muchos restaurantes de primera clase en España, el Gastrobar se resistía a abandonar el sistema tradicional a papel y boli porque miraba las alternativas con recelo.

El personal daba por hecho que un sistema a papel y boli era la única opción, un método con claras carencias al que había que acoplarse.

La desconfianza hacia la tecnología tuvo mucho que ver en todo esto, ya que Alberto nos contó sus malas  experiencias con otros sistemas digitales anteriores. 

Al descubrir la app de Carbonara, Alberto recuperó la fe en los sistemas de reserva para restaurantes. En cuanto al motivo por el que se decantó por la app de Carbonara frente a otros sistemas, Alberto contestó lo siguiente:

«Bueno, por comodidad. Fue la primera vez que utilizábamos un sistema digital. [Carbonara] es barato y te da muchas facilidades. Con otros sistemas, no siempre se tiene el control de las reservas, como pasa con El Tenedor, en el que hay terceros implicados en la gestión y no nos fiamos de posibles errores externos.»

Alberto alude a un temor principal entre los hosteleros: el mito de que los sistemas de reserva limitan el control del restaurante sobre las reservas de los clientes. 

Nada más lejos de la realidad. Al contrario, un sistema de reservas como el de Carbonara confiere más control al hostelero. ¡Compruébalo tú mism@!

Una gestión optimizada para Gastrobar El Arco

Gastrobar ha conseguido simplificar su carga de trabajo con la ayuda de Carbonara. Para el equipo, lo más útil es el sistema de reservas de la aplicación.

La app de Carbonara registra los datos básicos de los clientes sin que la plantilla se los tenga que pedir. «Hay una sección para anotar si hay alergias nos es de gran utilidad, al igual que los iconos de personalización para los clientes», dijo Alberto. En sus propias palabras, estos emoticonos sirven para indicar la presencia de bebés, mascotas, etc.

Hasta en los períodos de menor actividad por las medidas de la COVID-19, Alberto comprobó que la app de Carbonara les venía ni que pintada. «Empezamos a utilizar la app en 2021. ¡Carbonara nos ha ayudado a llevar una buena gestión del restaurante!». En parte, también se debe al soporte y atención al cliente que brinda nuestro equipo siempre que se necesita.

A grandes rasgos, Alberto está más que satisfecho de haber encontrado al fin una solución para la gestión de reservas que no acarree ningún coste y que sea eficaz. Le preguntamos si la app de Carbonara había mejorado la calidad del servicio y la experiencia del cliente en Gastrobar El Arco.

¿La respuesta? Un SÍ rotundo.

«Las reservas se gestionan como nunca antes y llevamos una buena organización del restaurante. Tenemos el control de las reservas. Así que sí, creemos que ha tenido un impacto positivo en la experiencia de los clientes».

Para terminar, ¿recomendaría Alberto la app de Carbonara a otros restaurantes?

«Sin duda. ¡Probadla, no vais a tener una mala experiencia! Mejora la coordinación del personal y cualquier ayuda es bienvenida».

Algunos restaurantes como Gastrobar el Arco, han sido capaces de hacerse con la app de Carbonara en un abrir y cerrar de ojos. Al contrario de lo que se suele creer, es muy fácil familiarizarse con la tecnología para restaurantes. Ponte en contacto con nuestro equipo para hacernos llegar tus consultas. ¡Sé como Alberto y aprovecha las ventajas que te ofrece un sistema digital para la gestión de restaurantes barato!