Carbonara y The Wee Cook Kitchen: ¡el templo del pastel a tope con Carbonara!

No todos los días te topas con un restaurante galardonado en la Escocia profunda al lado de un camping de caravanas lleno de turistas. A menos de un kilómetro y medio de las costas abruptas del este de Escocia, The Wee Cook Kitchen se esconde entre terrenos cuidadísimos, a unos quince kilómetros de la ciudad más próxima, Dundee

Los campos de golf y la carne de vacuno Aberdeen Angus (la crème de la crème de la carne regional escocesa) son parte de la esencia de Dundee. Hay pequeños núcleos poblacionales como Carnoustie (la localidad más cercana a Wee Cook Kitchen) que se extienden por toda la costa, desde St. Andrew hasta Aberdeen. 

Férreo defensor de los productos locales escoceses, The Wee Cook Kitchen es un restaurante de lo más casero. Pertenece a Hayley Wilkes, una empresaria galardonada que ha alcanzado un gran éxito entre clientes internacionales.

Hace poco charlamos con Hayley sobre el cambio a Carbonara App y comentamos algunos de los cambios positivos que ha supuesto la aplicación en su negocio.

¿Te interesa saber cómo un sistema de reservas ayuda a restaurantes grandes y pequeños? Ponte en contacto con nuestro equipo para enterarte de lo último en soluciones digitales para restaurantes.

Las dotes culinarias de The Wee Cook Kitchen incrementaron la demanda de clientes

The Wee Cook Kitchen goza de una reputación ejemplar en lo que respecta a la gastronomía escocesa. Evidentemente, estamos hablando de un plato tradicional muy popular en la costa este de Escocia: el pastel de carne.

Los pasteles de carne son los más demandados, pero The Wee Cook no ha dejado de innovar y ofrecer otros platos novedosos con gran éxito. 

Sus tartas llevan una pizca de semillas de sésamo y una serie de rellenos aptos para veganos. ¡Se venden como churros! En 2022, este restaurante-cafetería se hizo con un premio gastronómico digno de la realeza, el 2021 Vegan, que incluye una mención de honor del Guild of Fine Food británico, un galardón muy apreciado que recibe el nombre de premio Great Taste a la excelencia culinaria. 

The Wee Cook Kitchen ha recibido tantos elogios por sus tartas que clientes de todo el mundo. El local ha tenido hasta visitantes continentales, curiosos paladares que se desplazaron miles de kilómetros para degustar las mejores tartas de Escocia.

Por ello, The Wee Cook Kitchen cuenta con una amplia clientela. Los clientes internacionales suelen visitarlo durante la temporada alta. En verano, el número de comensales se triplica en comparación con los meses de invierno. En términos semanales, Hayley nos dio algunas cifras espectaculares. «En invierno, entre 300 y 500 clientes. En verano, 2000 clientes. La demanda es muy alta por nuestras tartas».

Y es que el turismo es la principal fuente de ingresos de este restaurante. Hayley ha llegado a bautizar a su restaurante como la «meca de la tarta, igual que lo es Francia para el vino».

Desde que abrió sus puertas en enero de 2019 (y seguidamente capeó los horrores de las restricciones por la COVID-19), The Wee Cook se ha convertido exactamente en eso: la meca del pastel. Sin embargo, el ascenso de la demanda de los comensales también ha cambiado su forma de atender a los clientes radicalmente.

A group of people standing in a room with tables and chairs
Description automatically generated with medium confidence
El equipo de The Wee Cook Kitchen

Desventajas de su anterior sistema de gestión para el restaurante

La historia de The Wee Cook versa sobre el carácter bidimensional del crecimiento continuo de un negocio. En un plano positivo, el restaurante-café ha acogido a miles de comensales, sobre todo gracias a la grandeza de su cocina. Por otro lado, el aumento masivo de comensales puso al descubierto un imprevisto: los límites de un sistema de reservas convencional.

Abrumados con las reservas

The Wee Cook Kitchen estaba teniendo problemas a la hora de implantar un sistema de reservas distinto. La herramienta de reserva en Facebook no hacía más que frustrar al personal. «El sistema de Facebook es una porquería. Nos llegaban reservas de todas partes, por fijo y por redes sociales. La gestión se nos hacía cuesta arriba», explicó Hayley.

El sistema de gestión para restaurantes de The Wee Cook Kitchen obligaba a «trabajar el doble», según las palabras de Hayley. Como el equipo recibía las reservas por varios canales, era difícil estar al tanto de la demanda de los clientes.

En lugar de introducir los datos de los clientes en una sola plataforma, el personal tenía que volver a registrarlos en el calendario del restaurante. Por ello, al equipo de Hayley le costaba mucho reunir los datos de los clientes en un mismo lugar.

Problemas de comunicación

Al contar con un gran volumen de reservas, la comunicación con los clientes era un auténtico lío. Todos los restaurantes saben las molestias que ocasiona la gestión manual de reservas. Aunque la mayoría lo da por hecho, hay que decir que no es nada agradable ponerse en contacto con los clientes en un entorno ruidoso y bullicioso. 

La razón de ello es que el personal debe abandonar sus obligaciones en sala (pedidos, comandas de cocina) para volver a la barra, ubicar los datos de los clientes en una libreta y llamarlos para confirmar sus reservas.

El problema de Hayley era notificar manualmente a los clientes.

«Confirmar las reservas nos quitaba mucho tiempo.», dice la empresaria.

Múltiples canales de reserva

Para terminar, la gestión de las reservas en The Wee Cook Kitchen era, si nos permitís la expresión, «de locos». «¡Usábamos 3 aplicaciones para 1 reserva!», explicó Hayley. The Wee Cook Kitchen manejaba múltiples canales de reserva digitales que no hacían más que confundir.

Hayley necesitaba un sistema que simplificara la gestión de las reservas, ya fueran en línea o en persona, y se adaptara al alto volumen de clientes. 

A picture containing text, person, indoor, computer
Description automatically generated
¡Al equipo de The Wee Cook Kitchen le encanta la app de Carbonara!

El porqué de que The Wee Cook Kitchen eligiera la app de Carbonara

The Wee Cook Kitchen se lo planteó así: querían un sistema de reservas que fuese sencillo, rentable y útil a la hora de comunicarse con los clientes. Hayley y su equipo han encontrado todo esto y más con la app de Carbonara.

La simplicidad era la clave. La experiencia de Hayley con la pandemia de la COVID-19 supuso que un antes y un después, era primordial contar con un sistema de gestión para restaurantes robusto.

No obstante, debía ser fácil de usar. «No queríamos un sistema muy complicado», dijo. Según nos explicó, la app de Carbonara era lo que buscaba porque era «sencilla, intuitiva y se ajustaba a nuestras necesidades. En un día, hicimos el cambio de sistema y nos quedamos encantados». Los restaurantes pueden dar el salto en un abrir y cerrar de ojos.

En segundo lugar, y teniendo en cuenta que en la hostelería el dinero es un bien escaso, Hayley buscaba un sistema que fuera asequible. The Wee Cook Kitchen ya había utilizado en el pasado una solución digital de pago. Hayley sostiene que era muy cara y que «no valía la pena pagar durante todo el año. Nos cobraban por funciones que no usabamos…».

Hayley quedó totalmente prendada. «Que todo el mundo esté en la misma plataforma es una gran ventaja. Además, se va actualizando en todo momento».

Al final, Hayley opina que la comunicación de la app de Carbonara es lo que la hace especial. «La comunicación con los clientes es fantástica. Es como si Carbonara nos tendiera un puente. Si los clientes hacen una pregunta, les contestamos súper rápido. Los clientes están muy contentos con la comunicación». 

Así pues, ¿Hayley y su equipo la recomendarían?

«¡Totalmente! He trabajado en otros restaurantes y la mayoría de sistemas son complejos y una especie de batiburrillo. No hace falta complicarse la vida tanto, la gestión es más automática. Es una gran oportunidad para mejorar el servicio al cliente. ¡El tiempo apremia!».

Thank you so much, Hayley!