Cawthorne Club, el rey de la productividad con la app de Carbonara

Table of Contents

Al oeste de Barnsley, en el norte de Inglaterra, encontramos un pueblo repleto de flores y aficionados del paisajismo. Situado a medio camino entre Leeds y Sheffield, el pueblo en cuestión se llama Cawthorne y alberga algunos de los parajes naturales más famosos del país.

El Cawthorne Club es uno de esos locales que se enorgullece de su localización. Se encuentra en medio de una zona muy verde, y es vecino de todo tipo de plantas: desde azaleas hasta verduras autóctonas. En su interior, encontramos un pub con mucho movimiento y elegancia.

Este local tan bullicioso está algo apartado para su clientela habitual. Eso sí, Cawthorne acostumbra a atraer a turistas de todas partes. Este pub comparte calle con un centro de paisajismo muy famoso, y está ubicado frente a un gran museo local: el Cannon Hall, una mansión de estilo georgiano que goza de una abundante vegetación y vistas cautivadoras.

No te dejes engañar por sus exteriores rústicos. Su interior es moderno y combina colores vivos con superficies lisas y acabados brillantes. La especialidad del pub es su gama de bebidas, con opciones gastronómicas para todos los paladares. 

Hemos charlado con el equipo de Cawthorne Club para saber cuál fue su experiencia con un sistema de papel y boli de toda la vida. ¡Sigue leyendo para enterarte de la clave de su éxito!

Imagen 1. Cawthorne Club

El Cannon Hall

Es un paraíso para los amantes del paisajismo. Por lo general, el perfil de los visitantes de Cawthorne suele ser más bien el de aficionados, e incluso el de familias que van a echar el día allí. 

La riqueza de sus alrededores sirve de marco para el pub, y sus espacios verdes son muy apreciados por los habitantes y visitantes. 

Durante tres siglos, el Cannon Hall ha contado con algunos de los jardines más espléndidos del norte del país. Los ingleses son amantes de la naturaleza, y la ubicación del Cawthorne Club está impregnada de la historia de la región, llegando incluso a ser un lugar de paso para muchas personalidades del país.

En el siglo XVIII, el paisajista inglés Lancelot Capable Brown estuvo de visita y le dio algunas recomendaciones de estilo a los propietarios de la mansión. Su gran ojo para las flores surtió sin duda un efecto positivo. Más de doscientos años después, el paisaje sigue contando con algunas de las mejores de la región. 

Su aparcamiento de grandes dimensiones atrae a cientos de visitantes durante los fines de semana. Con esta afluencias, un restaurante se ve en la necesidad de satisfacer una gran demanda de clientes

Imagen 2. Cannon Hall, publicado por KillamarshianUK en Flickr

Problemas con el papel y boli

En el pasado, el Club Cawthorne recurría a un sistema de reservas en papel y boli. Al ser una alternativa habitual para los vecinos y turistas, el pub descubrió enseguida que el sistema de papel y boli fallaba mucho.

Un sistema de papel y lápiz exigía una interacción constante del personal. Sean trabaja en el Cawthorne Club y nos contó que pasaba todo el día al teléfono gestionando clientes. Muchos clientes querían reservar por teléfono. Como resultado, el teléfono fijo del club estaba todo el día sonando y dificultaba el flujo de trabajo.

A la hora de registrar reservas, el Cawthorne Club mantenía los mismos hábitos de siempre: recopilar datos, nombres y números. 

Cuando el personal atiende a los clientes, no puede dividirse y hacer dos cosas a la vez, es decir, apuntar las reservas y al mismo tiempo recibir a los clientes en el restaurante. Por ello, el registro de reservas contenía errores frecuentes y una caligrafía algo deficiente, una situación nada favorable para un restaurante que tenía que dar buena imagen.

Imagen 3. Cawthorne, publicado por Jeremy Atkinson en Flickr

Especialidad culinaria y vinícola 

Por suerte, Cawthorne Club se apoyó en uno de sus puntos fuertes: el gran trato al cliente

El restaurante se caracteriza por una cierta particularidad a la hora de atender a los clientes. Una amplia selección de tapas y vinos que dejó a los clientes con un buen sabor de boca. Los clientes llegaban a obviar los imprevistos que se iban sucediendo en sus reservas porque el personal siempre estaba dispuesto a servir platos de gran calidad.

Sin embargo, Cawthorne Club buscaba una solución segura para gestionar eficazmente sus reservas. La solución la encontraron en una aplicación de bajo coste para restaurantes.

Integración de una aplicación para las reservas de un pub

«Una aplicación fantástica que sirve para gestionar reservas sin necesidad de que el personal se involucre en el proceso. Es barata y fácil de poner en marcha. Además, el trato al cliente es muy bueno». Sean, Cawthorne Club.

Sean nos comentó que, según la experiencia de su equipo, Carbonara App era «excelente».

Hizo especial mención al simple diseño de la aplicación: «Una aplicación fantástica que sirve para gestionar reservas sin necesidad de que el personal se involucre en el proceso. Es barata y fácil de poner en marcha. Además, el trato al cliente es muy bueno».

Gracias a una interfaz de gestión de mesas con botones y herramientas fácilmente identificables, el personal anota los datos de las reservas.

Ahora el equipo puede gestionar la afluencia de clientes que se desplazan hasta Cawthorne.

Además, Sean cree que cabe destacar la rapidez de la aplicación. La app de Carbonara invita a los usuarios a emplear técnicas de reserva especializadas, como lidiar con las reservas fantasmas. Por ello, una aplicación para reservas en restaurantes ayuda a llevar una gestión fluida y eficaz.

El equipo de Sean notó los frutos de su gestión inmediatamente. «Rápida y sencilla», dijo muy contento.

Solo necesitas un smartphone para usar la app de Carbonara. ¡Te convertirás en todo un experto en cuestión de segundos! Ponte en contacto con nuestro equipo hoy mismo y descubre cómo Cawthorne Club mejoró la gestión de sus clientes y aumentó su productividad en cuestión de días.